Vivienne Westwood: lolitas hipersexuales y transgresión erótica desde la corte de María Antonieta

Por mor.bo — 31. 01. 2017

En el año 1995, un desfile de modas de la diseñadora británica cambiaría las pasarelas de la Fashion Week de París para siempre.

Vivienne Westwood: lolitas hipersexuales y transgresión erótica desde la corte de María Antonieta
Fotografía: Harry Benson

Aunque un desfile en la pasarela de la semana de la moda ya es todo un espectáculo, muchas veces sus montajes van más allá de ver tendencias o incluso las piezas de una colección: es la representación de la visión de la mente creativa de los grandes nombres detrás de las marcas más prestigiosas, quienes por algunos minutos se convierten en dioses que lograron captar la atención de toda una audiencia.

Y cuando se trata de montar un show sobre la pasarela, no hay nadie como Vivienne Westwood, quien tiene un un título honorario en el Reino Unido. Esta diseñadora subversiva inspirada por el punk siempre ha empujado los límites, y su espectáculo para la colección primavera/verano de 1994 fue un ejemplo de ello, por no mencionar que fue increíblemente extraño… y erótico.

Vivienne Westwood Spring/Summer 95Fotografía: Harry Benson

Las caras de las modelos fueron pintadas de blanco como miembros de la corte francesa del siglo XV, y además se paseaban de manera aleatoria por la pasarela comiendo paletas de helado Magnum. ¿Los zapatos? Adornados con vibradores. Además, vimos algunas nalgas al aire. Un éxito rotundo desde la Café Society de París, con una que otra referencia a María Antonieta, pero sobre todo, con una sinfonía de estereotipos eróticos caricaturizados en medio de un mundo dulce de fantasía floral.

Con gente como Kate Moss, Yasmine le Bon y Naomi Campbell, el casting fue una extravagancia de mediados de los 90 con las supermodelos en su apogeo. Tambaleándose en tacones de 16 cm e interactuando de manera casi pornográfica para muchos, las modelos se alimentaban con helados y los restos derretidos de los labios de las otras.

Vivienne Westwood Spring/Summer 95Fotografía: Harry Benson

Mientras este espectáculo provocador sucedía sobre la pasarela, Westwood incorporó su fanosa mini-crini, así como borlas y corsetería para convertir a sus modelos en showgirls isabelinas. Y aunque los diarios no fueron muy generosos con el desfile, llamándolo barato y ordinario, no era nada que la diseñadora no hubiese escuchado antes: al fin y al cabo, Vivienne Westwood no se ha convertido en la gran dama punk de la moda sin escandalizar a algunos críticos.

Recordemos este legendario desfile.

Parte I:

Parte II:

Parte III:

Parte IV:

Fuente: mor.bo