Mano a mano con Jean Raspail, el novelista que inspira a los políticos anti-inmigrantes más populares

Por Carlos del Cantón 6 de mayo de 2017 desde París

Infobae entrevistó en su departamento de París al escritor francés, horas antes de que vaya a votar por su amiga Marine Le Pen en el ballotage presidencial

Mano a mano con Jean Raspail, el novelista que inspira a los políticos anti-inmigrantes más populares
Imagen tomada de medias-presse.info Google Images / Jean Raspail

Este domingo, en la segunda vuelta de la elección presidencial francesa, el escritor francés Jean Raspail votará por Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional (FN) de extrema derecha: “Somos amigos desde hace años y nos tuteamos, tanto con ella, como con su madre Pierrette y su hermana Marie-Caroline”, se justifica.

Ese gesto de amistad, sin embargo, significará un desgarro ideológico porque, como monárquico irreductible, en sus 91 años de vida pocas veces aceptó acudir a las urnas: “Votar significa reconocer la legitimidad de la democracia”, argumenta. Pese a todo, mentalmente será un voto con reservas porque ese autor de 46 libros se reconoce como “un hombre de derecha, pero no de extrema derecha“.

Otra razón es que será una “devolución de favores”: desde hace años, Marine Le Pen pregona que uno de sus libros de cabecera es Le camp des saints. Ese volumen de 440 páginas, inicialmente publicado en 1973, vendió un millón de ejemplares en 17 ediciones. En español salió con el título El desembarco, publicado por Plaza y Janés en 1975 y reeditado por Áltera en 2007.

[Algunos años después de ese libro tuvo otro éxito con Yo, Antoine de Tounens, rey de Patagonia, que en 1981 obtuvo el premio de la Academia Francesa].

Hace algunas semanas tuvo otro imprevisto brote de celebridad cuando se supo que El Desembarco también era el libro de cabecera de Steve Bannon, el polémico asesor estrella del presidente norteamericano Donald Trump. “El problema más grave de Europa es la inmigración. Es lo que describe Raspail en The Camp of the Saints [título de la versión en inglés publicada en 1975]. Ahora se está convirtiendo en un conflicto mundial. Estamos viviendo un Camp of the Saints global”, dijo varias veces antes de entrar en la Casa Blanca ese intelectual de la derecha nacionalista.

El entusiasmo de Bannon, arquitecto de la política anti-inmigratoria de Trump, obedece —en gran medida— a las tesis racistas que desarrolla Raspail, sin ruborizarse, en ese relato profético.

“Le camp des saints”, traducida al español como “El desembarco”
“Le camp des saints”, traducida al español como “El desembarco”

La novela relata la invasión de Francia por un millón de migrantes del Tercer Mundo, en su mayoría procedentes de la India, que desembarcan en el sur del país. Ese escenario anticipó en 42 años la ola de refugiados que se abatió sobre Europa a partir de 2015.

La única diferencia con la realidad reciente es que ese contingente de desdichados está dirigido por un demagogo, definido como coprófago porque se alimenta literalmente de excrementos, que porta sobre sus hombros a un niño deforme extra lúcido. La presencia de esa multitud desencadena dudas e indecisos en la clase política europea, que se desgarra entre partidarios de la represión y quienes propician acoger a esos desdichados a riesgo de crear un efecto de aspiración capaz de atraer a otros millones de desamparados que esperan una señal para iniciar una sublevación general para suprimir la civilización occidental blanca.

Otra profecía es la presencia de un “papa progresista latinoamericano“, algo que parecía impensable cuando Raspail escribió el libro. “Para crear ese personaje, que no podía ser europeo, me inspiré en la Teología de la Liberación, que estaba de moda en esa época”, recordó durante una larga entrevista que concedió a Infobae en su apartamento del 17° distrito de París, ubicado a corta distancia del Arco de Triunfo.

Ese panorama apocalíptico es lo que entusiasma a Marine Le Pen, que lo ve como una parábola de la “inmersión islámica” que —a su juicio— sufre Francia. Con frecuencia, la líder del FN invita a los franceses a “leer o releer” El desembarco para comprender el problema de la “ola migratoria” que está “sumergiendo el país”.

Bannon, en cambio, se interesa por la analogía que existe entre ese escenario y la inmigración mexicana.

La influencia de Raspail no se limita al contenido de su novela. Gracias a ese escritor, Bannon comenzó a familiarizarse con varios escritores franceses de extrema derecha de los años 1930, como Charles Maurras y Drieu de la Rochelle. Después de la Segunda Guerra Mundial, algunos de ellos fueron condenados a cadena perpetua y a “degradación nacional” por “inteligencia con el enemigo”. Pero Raspail ignora si esas versiones son verídicas. “Creo que Bannon no me necesitó para conocer esos escritores”, indicó. Es probable porque el influyente sitio Politico definió a Bannon como “la persona más cultivada de Washington“.

Desde que Trump llegó al poder, en todo caso, Raspail recibió varios llamados de la Casa Blanca: “Le enviaron mensajes a mi editor, pero yo no respondí. No tengo nada que agregar a lo que escribí hace 42 años y no me interesa lo que piensan Bannon y Trump sobre la inmigración porque el problema de Estados Unidos es diferente al que sufre Europa. Los mexicanos fueron desposeídos de una parte de su territorio [los estados del sur de Estados Unidos], mientras que la crisis inmigratoria en Europa tiende un signo diferente”, afirmó.

Pero Bannon también quiere “combatir esta invasión musulmana”, un proyecto que entusiasma a Trump. La traducción concreta de esa idea fue el decreto del 28 de enero —rechazado por la justicia— que pretendía prohibir el ingreso a Estados Unidos de los ciudadanos de siete países musulmanes.

Raspail comenzó a escribir su libro a partir de una premonición que tuvo un día mientras descansaba en el sur de Francia frente al mar. En un momento, mirando el Mediterráneo, se dijo: “¿Y si ellos vienen?

“En ese momento entendí que se trataba de un fenómeno irreversible y que estábamos perdidos”, recuerda.

– ¿La inmigración representa a su juicio el problema central que enfrenta Europa?
– Sin ninguna duda. La civilización europea es la que está amenazada. El problema no concierne a todo el Occidente. El único fenómeno que yo no había previsto cuando escribí el libro es el Islam. Si Europa no bloquea ese amenaza, dentro de 30 años se producirá el “gran reemplazo” de una civilización por otra—, afirma.

En sus conferencias y entrevistas suele definir ese tipo de inmigración como una “invasión disimulada” porque “no se trata de refugiados políticos, sino de algo mucho más insidioso“.

Esa perspectiva le provoca “un enorme sufrimiento”. “Es como si me impusieran la presencia de gente que no conozco en mi propio jardín. No se trata de racismo”, asegura.

Es como si me impusieran la presencia de gente que no conozco en mi propio jardín. No se trata de racismo

No es la opinión de todos los especialistas. “El hilo conductor de ese libro es un combate a muerte entre las razas”, sostiene Cécile Alduy, profesora de francés en la Universidad Stanford y especialista de la extrema derecha actual. “El relato es racista en el sentido literal del término. Lo que define a los personajes es su raza”, precisa.

Algunos párrafos, por lo demás, no son precisamente generosos. La invasión de Europa es descrita como “olas de inmigrantes que desembarcan en las costas como la peste”. En otra parte teoriza sobre “la incompatibilidad de razas cuando comparte un mismo medio ambiente”. En ese caso, dice, “morimos lentamente carcomidos desde el interior por millones de microbios introducidos en nuestro cuerpo”.

Cuando fue publicado en Estados Unidos, en 1975, la revista literaria Kirkus Reviews criticó al editor por presentarlo como un “acontecimiento mayor”. “Probablemente así sea, como en su tiempo fue Mein Kampf” [Mi lucha], de Adolfo Hitler.

Jean Raspail, durante la entrevista con Infobae en su departamento de París

Jean Raspail, durante la entrevista con Infobae en su departamento de París

La politóloga Linda Chávez —que colaboró con todos los presidentes republicanos desde Ronald Reagan a George W. Bush, pero se opuso a la elección de Donald Trump— también había criticado el libro cuando apareció: “Es horriblemente racista”, afirmó. “Que se haya convertido en la Biblia del principal consejero del presidente norteamericano –agrega–, refleja el estado de espíritu que reina en la Casa Blanca”.

Raspail reconoce que actualmente el libro puede ser procesado por 87 motivos. En un anexo de tres páginas publicado en la reedición francesa de 2011 publicó una lista con los delitos indicando incluso el número de las páginas de cada párrafo que puede dar lugar a juicio.
– ¡Es una provocación!
– No, en absoluto —miente— …es para facilitarle la tarea a los fiscales, si quieren procesarme.

Fuente: Infobae