Macri en China, por “la Ruta de la Seda”

DW / Fecha 15.05.2017

El presidente de Argentina apoyó el plan global de inversiones que impulsa el Ejecutivo chino y propuso buscar sinergias con la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA).

Macri en China, por “la Ruta de la Seda”

Mauricio Macri participó este lunes (15.05.2017) en el diálogo de líderes celebrado en Pekín en el marco del foro de la “Franja Económica de la Ruta de la Seda” (o “Una Franja, Una Ruta”), que concluye tras dos días de debates entre jefes de Estado o Gobierno de 29 países y representantes de organismos multilaterales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

“Tenemos interés en que “Una Franja, Una Ruta” se articule con IIRSA para impulsar entre nuestras regiones la clave del siglo XXI: la conectividad”, remarcó el mandatario argentino, que llegó este domingo a Pekín para asistir al foro y realizar una visita de Estado.

Sentado al lado del anfitrión, el presidente Xi Jinping, Macri presentó a su país como el mejor proveedor de alimentos a nivel internacional. Argentina, subrayó, “es un gran productor de alimentos” que actualmente tiene capacidad para cubrir la demanda de 400 millones de personas y que puede aumentar su producción de “manera exponencial”, según un comunicado de la presidencia argentina sobre el encuentro, que se celebró a puerta cerrada.

“Una oportunidad que no queremos dejar pasar”

El presidente subrayó que el objetivo de su país es “duplicar esa producción en los próximos años”, lo que, a su juicio, puede ser una oportunidad para aportar seguridad alimentaria a los países involucrados en la iniciativa china. En opinión de Macri, la posibilidad de que Sudamérica converja con las Nuevas Rutas de la Seda “es una oportunidad que no queremos dejar pasar”.

El foro “Una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional” aborda la iniciativa china de crear una red de corredores comerciales modernos a lo largo de las antiguas rutas de comercio entre Asia, África y Europa. La llamada “Nueva Ruta de la Seda” alcanza a unos 65 países, donde habita el 70 por ciento de la población mundial. Para su concreción, China destinará 122.000 millones de dólares.

A la cumbre asisten también los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Macri y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, son los únicos mandatarios latinoamericanos presentes en la cita, en la que el régimen comunista busca apoyo internacional para su plan de inversiones, que dibuja un nuevo orden mundial. Además de con su par chilena, Macri ha dialogado aquí con el jefe de Gobierno de España, Mariano Rajoy, y con el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

China, cumbre de la Ruta de la Seda (picture-alliance/Kyodo/MAXPPP) A la cumbre asisten también los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, Macri y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, son los únicos mandatarios latinoamericanos presentes.

Visita de Estado

El jefe de Gobierno argentino mantendrá este lunes encuentros con participantes del foro y mañana martes comenzará oficialmente su visita de Estado con su asistencia a un Foro de Negocios e Inversiones Argentina-China y una conferencia en la Academia China de Ciencias Sociales.

El miércoles, Macri se reunirá con Xi en el Gran Palacio del Pueblo, un encuentro en el que se prevé la firma de acuerdos de cooperación. El jueves, Macri visitará en Shanghái la feria alimentaria Sial, la mayor de Asia, en la que Argentina es el país invitado de esta edición.

Dos represas patagónicas

Argentina tiene en relación a China una balanza comercial deficitaria en 5.000 millones de dólares anuales. China, en tanto, es el segundo socio comercial de Argentina. En 2016 el comercio bilateral total fue 14.876 millones de dólares.

“Argentina tiene una mayor apertura al exterior que su antecesor y su intención es sostener una relación más estrecha y franca con China”, dijo a la prensa Ernesto Fernández Taboada, director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Argentino-China y Asia Pacífico. Argentina y China relanzaron su relación en 2004 y en los siguientes años afianzaron el vínculo hasta elevarlo, para consideración mutua, a la categoría de socios estratégicos.

Cuando concreten el primer encuentro bilateral de la gira, Macri y Xi Jinping abordarán, entre otros temas, la continuidad de las obras en dos represas ubicadas en la patagónica provincia de Santa Cruz, cuya construcción fue acordada durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

“El viaje del año”

Macri arribó a Pekín junto a varios de los ministros que integran su gabinete y más de un centenar de empresarios. “Es el viaje del año”, reconoció Macri en una entrevista concedida al diario Clarín. Tras la visita a China, el presidente argentino concluirá esta semana en Japón una gira oficial por Asia que comenzó el viernes último en Emiratos Árabes Unidos.

“Tenemos previsto firmar (en China) muchísimos acuerdos que abren campos de cooperación que deberían traer inversiones a la Argentina y apertura de mercados”, agregó Macri. Por su parte, la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, mencionó al diario La Nación que es posible que en la gira por China y Japón se concreten anuncios de importantes inversiones.

RML (efe, dpa)

Fuente: DW